Por Oscar Contreras Pomés

Abogado Contreras Velozo

Resulta frecuente para los órganos administrativos hacer vista gorda de los plazos legales establecidos para dar respuesta a las actuaciones de los particulares, potenciado por el adagio “no existen plazos fatales para la administración”, tantas veces repetido por la jurisprudencia (Tercera Sala de la Corte Suprema, roles 4512-2015, 28400-2015, 8682-2009, entre otros) y por la Contraloría General de la República (Dictámenes N°s. 4.571 de 2015, 11.543 de 2011, 22.814 de 2009, entre otros), lo que incluso ha llevado a la creación de la doctrina del “decaimiento del procedimiento administrativo sancionador” como forma de ofrecer una solución a los particulares afectados por las dilaciones en procedimientos administrativos sancionatorios.

Leer más aquí